En medio de decenas de periodistas, Yoochun asistió a la estación de policía de Seúl, para rendir su manifestación sobre los delitos de los que ha sido acusado.
La policía interrogó al cantante por alrededor de ocho horas. Pero antes de someterse a la investigación, Yoochun dijo a la prensa: “Siento haber molestado a mucha gente. Voy a cumplir diligentemente con las investigaciones”.
Un oficial dijo que cuestionaron a Yoochun para ver si tuvo intimidad con las cuatro mujeres que lo denunciaron o si en realidad existió abuso. La policía también obtuvo su ADN por muestra de saliva, esto con el fin de compararlo con el ADN encontrado en la ropa presentada por la primera demandante.
De acuerdo a información brindada por los oficiales, Park Yoochun tendrá un segundo interrogatorio.

Mientras tanto, un equipo de 12 miembros siguen investigando su caso. Cabe indicar que su agencia, C-Jes Entertainment, ha negado todas las acusaciones, anunciando que él se retirará de la industria del entretenimiento si es encontrado culpable de cualquiera de los cargos.

Pero aquí no se termina el problema, algunos medios coreanos han informado que la primera mujer que lo acusó y luego retiró la denuncia, ha decidido presentar cargos en su contra nuevamente. Sin embargo, esta información ha sido desmentida por la policía.

Hasta ahora son cinco mujeres que afirman haber sido víctimas de él, una retiró la acusación, tres mantienen la denuncia y una de ellas sólo decidió hablar con Dispatch y no acudir a la policía.