Browse By

LOS DRAMAS QUE ESTÁN DE MODA EN COREA DEL SUR

Yoo In Seok, un empleado de oficina, dice que encuentra algo de alivio viendo el programa de KBS “Chief Kim”. “Estoy muy estresado por el trabajo en estos días y tengo pocas oportunidades de reír, mirar a “Chief Kim” y reírme en voz alta realmente alivia mi estrés laboral”, dijo. “El drama es más divertido que cualquier otro programa de comedia”.

Otro fanático del drama, Yang Jang Soon, señaló que el drama es como una “medicina digestiva” para las personas, cuyo estómago está incómodo e hinchado con el caso de corrupción que afecta a Choi Soon Sil.

La serie de comedia satírica “Chief Kim”” gira en torno a Kim Sung Ryong, interpretado por Nam Goong Min. Kim es un contador con una dudosa moral que entra en el Grupo TQ con el objetivo de obtener mayores sobornos para huir de Corea e irse a Dinamarca con su sistema de bienestar más desarrollado. El drama que caracteriza la vida ordinaria en la oficina de una manera ingeniosa, ha comenzado con una audiencia de 7.8 %, pero esa figura se ha multiplicado en cinco episodios. Sigue renovando su propio récord, acercándose a una audiencia nacional de 20 por ciento.

En un país donde ocho de cada diez coreanos dicen sentirse deprimidos en el trabajo, según una encuesta de 2016 realizada por la agencia local de empleo Job Korea; el contenido que puede aliviar el estrés en el lugar de trabajo ha surgido como una tendencia cultural de moda.

Otros dramas, como “Introverted Boss” de TvN y “Radiant Office” de MBC, que representan la vida realista de la oficina, están ocupando el horario estelar.

El drama de televisión de 2015, “Misaeng”, sirvió como punto de inflexión, demostrando que los televidentes también pueden comprar historias realistas de los trabajadores de oficina. Desde entonces, las series coreanas que destacan la vida real en las oficinas han florecido”, reveló el crítico cultural Kim Hyun Sik. “Una gran tendencia para los dramas de oficina es que se ocupan de cuestiones sociales de cerca como la clase social, las personas con poder y la creciente desigualdad de la riqueza”.

Al parecer ahora los médicos tendrán que recetar dramas de oficina en lugar de medicamentos para aliviar el estrés laboral. ¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *