Además de su tersa piel, otra cosa que encanta de los rostros coreanos es su corte de pelo, especialmente, el flequillo que cae tan natural y combina perfectamente con la forma de la cara.

Las coreanas saben cómo arreglarse para verse más jóvenes y frescas. Por eso, además de cuidar su alimentación y escoger el maquillaje correcto, también se preocupan en ir al salón de belleza cada tanto para mantener su corte de cabello. Y ponen especial atención a no faltar a la peluquería si quieren conservar el flequillo

Sin embargo, no todas las mujeres tienen el tiempo ni el dinero para asistir al salón cada dos semanas por un simple ‘mechón’. Es por eso que, a continuación, te explicaremos de manera fácil y práctica cómo cortar tu propio flequillo en casa y sin costo alguno.
Instrucciones:
– Primero necesitarás un peine, un spray o difusor de agua, una secadora de pelo y, por supuesto, unas tijeras. Una vez reunidos los materiales, moja tu cabello en el área donde vas a hacer el corte. En este caso, la parte frontal de tu cabeza.
– Luego, selecciona un mechón justo en la parte central cerca de tu frente (así como en la imagen de abajo) y peina cuidadosamente el mechón para quitar cualquier nudo.
– Por último, sujeta el mechón con los dedos índice y pulgar y córtalo a partir de la mitad de tu nariz. No lo cortes cerca de tu frente, pues cualquier error es más fácil corregirlo con un buen largo. A partir del corte a la mitad de la nariz, corte gradualmente hasta conseguir el tamaño que desees. 
Consejo extra:
Si deseas que tu flequillo tenga un efecto ‘permanente’, puedes enrollarlo con un rizador durante dos a tres minutos y sécalo con una secadora de pelo mientras esté con el rulero. Luego de ese tiempo, quita el rizador y peina.